La evaluación en los proyectos eTwinning

La evaluación en los proyectos eTwinning

This entry is not yet available in the language requested. Sorry for the inconvenience. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

¿Estás en las últimas fases de tu proyecto eTwinning? ¿Estás diseñando un nuevo proyecto? ¿Te encuentras inmerso en uno de ellos? Recuerda que la evaluación es una parte muy importante de cualquier proyecto y por lo tanto es necesario tenerlo en cuenta desde le momento en el que empezamos a diseñarlo hasta su finalización. Evaluar también significa reflexionar sobre lo realizado y llevará establecer mejoras en futuros proyectos. Uno de los errores más comunes de los proyectos eTwinning suele ser la ausencia o la pobreza del proceso de evaluación del proyecto. Por ello, te proponemos este artículo que puede ser útil a la hora de planear una evaluación completa, detallada y continua. 

Aquí encontrarás una selección de proyectos eTwinning que destacan por la manera en la que han evaluado y difundido sus procesos y productos, la innovación en la selección de formatos y herramientas de evaluación y el impacto en la comunidad educativa, con los beneficios y la motivación de los agentes implicados. Además, todos cuentan con reconocimientos a nivel nacional y europeo y varios de ellos han recibido Premios Nacionales. Haz clic en la imagen para ver los proyectos y acceder a los TwinSpace:

Fuente de la imagen: elaboración propia.

Recuerda que la evaluación es uno de los subcriterios que ponderan en la rúbrica de Sello de Calidad eTwinning, dentro del criterio número 5, donde se valora que se ofrezca “un análisis y una reflexión sobre los resultados de la evaluación” y que la evaluación y el posterior análisis “se extiendan a otros miembros de la comunidad educativa, como las familias, aunque no hayan tenido un papel principal en el proyecto”. La evaluación incluye no solo el impacto del proyecto en los participantes, sino también en otras materias escolares o la vida escolar. 

¿Cuándo diseñamos el proceso de evaluación?

En la fase previa al inicio de un proyecto educativo —en la que se planifican los diferentes aspectos a tener en cuenta para que su desarrollo sea un éxito—, la evaluación tiene que ser un aspecto destacado. En esta fase de diseño debemos definir los instrumentos de evaluación que nos van a servir para medir los resultados no visibles del proyecto. Instrumentos, herramientas y métodos que ayuden a determinar de qué manera el proyecto ha ampliado las destrezas de los docentes, las habilidades y conocimientos de los alumnos y favorecido la adquisición de las competencias básicas. Una vez utilizadas estas herramientas, que serán en su mayoría digitales, no podemos olvidarnos de plasmar los resultados en el TwinSpace. En definitiva, la evaluación y reflexión han de estar presente en todas las etapas de un proyecto eTwinning, y en la última fase siempre la difusión. ¿Cómo podemos conseguir esto? ¡Sigue leyendo!

Fuente de la imagen: Pixabay

La importancia de elegir las herramientas adecuadas

El uso de herramientas adecuadas es importante en la evaluación de proyectos. Uno de los recursos más empleados para conocer la opinión general son los cuestionarios online, que pueden ser muy beneficiosos para hacernos una idea de los ámbitos que han tenido más éxito y aquellos que se deben mejorar.

También son populares las nubes de palabras, los paneles de comentarios y los muros colaborativos. Algunos proyectos se atreven con evaluaciones más creativas y  presentan vídeos donde alumnado, familias e incluso miembros de la comunidad educativa como los directores de centro evalúan la experiencia. Por último, otros comparten sus análisis DAFO presentando aspectos favorables, desfavorables y oportunidades a tener en cuenta antes de comenzar la andadura en el proyecto.

Para la presentación de los resultados obtenidos, se pueden crear diapositivas con diagramas y gráficos acompañados de reflexiones y análisis de los datos obtenidos, siempre teniendo en cuenta la privacidad y el correcto tratamiento de los datos.

 

Ahora que ya conocemos las principales herramientas de evaluación, difusión y análisis, ¿qué aspectos de nuestros proyectos podemos evaluar?

Podemos medir, por ejemplo, el impacto en la competencia lingüística, social y tecnológica, así como el grado de desarrollo de otras competencias o la adquisición de nuevos contenidos. Se suele observar que alumnos han obtenido beneficios a nivel personal y social, y han mejorado la competencia lingüística y digital además de otros conocimientos específicos de cada proyecto. También los docentes se interrogan sobre su propia metodología: la mayoría reconocen un cambio a nivel metodológico gracias a los proyectos colaborativos en eTwinning, además de mejorar sus competencias tecnológicas con la aplicación de las TIC y la propia plataforma TwinSpace. Por su parte, las familias perciben una mayor implicación en la vida académica de sus hijos y reconocen los beneficios de los proyectos eTwinning.

Otro aspecto a tener en cuenta podría ser la colaboración y el trabajo en equipo, tanto de alumnos como de docentes. A nivel general, los estudiantes disfrutan del trabajo en equipo, considerándolo divertido y dinámico. En todos los proyectos se observa una mejora de la habilidad para comunicarse en la lengua materna y en la lengua elegida para la comunicación con los socios europeos.

También se puede medir el impacto académico del proyecto y el grado de consecución de los objetivos establecidos. Los resultados de estos proyectos arrojan que los estudiantes amplían conocimientos mientras desarrollan diferentes actividades y establecen reflexiones gracias al aprendizaje de nuevos contenidos. En los proyectos que presentamos aquí podemos ver una gran diversidad temática: desde la salud bucal y los primeros auxilios en el ámbito sanitario, hasta educación para la ciudadanía, migraciones, literatura, patrimonio cultural, tecnología o seguridad digital.

Fuente de la imagen: Pixabay

Las evaluaciones por parte de los docentes también arrojan valoraciones positivas e interesantes, especialmente en términos de aplicación de nuevas metodologías, motivación del alumnado y trabajo colaborativo. Se destaca un aumento entre la coordinación de profesores de distintas materias a través de un excelente trabajo interdepartamental. En el caso del contenido, el uso de las TIC y otros recursos que ofrece eTwinning favorecieron el cambio hacia metodologías activas.

Casi todos los docentes reportan como positivo el desarrollo de gran variedad de actividades, el aprendizaje sobre las TIC, y la posibilidad de poner en práctica nuevas metodologías como la gamificación y el aula invertida. En cuanto a contenidos, algunos destacan abrirse al resto de Europa como catalizador para el conocimiento de otros modos de vida, tradiciones o cultura. Muchos subrayan el cambio de actitud en sus alumnos, que pasan de un papel pasivo a activo en varios casos. Casi todos los proyectos coinciden de alguna u otra manera en la alta motivación de los agentes participantes.

A nivel de centro educativo, se puede medir el impacto en la escuela y la implicación de toda la comunidad educativa. Ejemplo positivo de ello serían algunos proyectos se presentan en el propio centro, son apadrinados por el equipo directivo, se convierten en seña de identidad de los centros, incluso culminan con los nombramientos de los centros como Centros eTwinning. Los resultados en esta parte suelen destacar el haber desarrollado un sentimiento de pertenencia a Europa gracias a la conexión con otros centros europeos y programas de movilidad fruto de la participación en eTwinning. Los centros valoran el sentimiento de formar parte de una comunidad y la creación de redes.

Fuente de la imagen: Pixabay

Es importante que el proyecto se difunda correctamente en el centro y la comunidad, por lo que un buen plan de difusión y comunicación garantiza el éxito en ese sentido. Esto se completa a través de buenas estrategias de difusión web, en redes sociales, en paneles informativos en los propios centros o con eventos de difusión y formación específicos, jornadas eTwinning o eventos Erasmus+. De hecho, incluso algunos proyectos organizan Ferias o Festivales que implican a toda la comunidad educativa y se convierten en recuerdos memorables de los participantes.

A modo de conclusión, destacamos que los proyectos aquí analizados contienen ejemplos muy útiles de evaluación que dan cuenta del impacto positivo que ha supuesto el desarrollo del proyecto y ofrecen múltiples recursos y herramientas para desarrollarla.

Podemos establecer, por tanto, que la evaluación es una fase fundamental para que la realización de proyectos tenga éxito. Ya lo sabes, ¡no te olvides de incorporar una buena evaluación en tu proyecto eTwinning!

ICT tools Recommendations Uncategorized
Reglamento de protección de datos (información básica)

En cumplimiento de la normativa de protección de datos personales, le informamos de que sus datos serán incorporados al tratamiento denominado “eTwinning participación”, cuya finalidad es la participación en el proyecto de colaboración europeo eTwinning.

Puede usted ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión (“derecho al olvido”), limitación de tratamiento y portabilidad y a no ser objeto de decisiones individuales automatizadas que sean de aplicación de acuerdo a la base jurídica del tratamiento. Podrá hacerlo en la sede electrónica del ministerio (http://www.educacionyfp.gob.es/servicios-al-ciudadano-mecd/catalogo/educacion/varios/proteccion-datos.html), presencialmente en las oficinas de registro o por correo postal.

Al rellenar y enviar este formulario usted concede su consentimiento inequívoco para el almacenamiento de sus datos en nuestros ficheros tal y como se especifica en nuestras normas de privacidad.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *