Premio Nacional 2018: “Anatomic@rt”

Premio Nacional 2018: “Anatomic@rt”

Anatomic@rt es el título del proyecto eTwinning Plus que se ha alzado este año tanto con el Premio Nacional eTwinning en la  Modalidad A de la Categoría 3 (alumnos entre los 16 y los 19 años) como con el Premio Europeo eTwinning en la Categoría especial de Lengua Española.

Jose Antonio Sánchez Ojeda y Amaya Alonso Cabria nos narran su experiencia en este fantástico proyecto eTwinning.

Se trata de un proyecto interdisciplinar (Español como Segunda Lengua Extranjera en Ucrania y Túnez, Biología en Barakaldo y Tutoría, Geografía e Historia y Lengua Castellana y Literatura en Melilla) cuyo objetivo, desde una óptica original, consistió en estudiar las relaciones que se establecen entre las vertientes científica y humanística del saber, concretamente entre la Biología y el Arte. Dichas disciplinas suelen aparecer compartimentadas en el ámbito académico y, en nuestro proyecto, se han hecho complementarias y necesarias.

Los socios participantes, agrupados en equipos internacionales que llevaban nombres referidos a componentes de la Anatomía Humana (corazón, piel, ojos, manos, boca), realizaron productos tanto “artesanales” (con los que se realizaron en los diferentes centros educativos sendas exposiciones para celebrar el 18 de mayo, Día Internacional de los Museos) como “digitales” (realización de un calendario intercultural para el 2018, itinerarios museísticos con la herramienta Emaze, vídeos Youtube con visitas a museos locales, etc.).

Los alumnos han tenido un gran protagonismo, han visto potenciadas la mayor parte de sus competencias y han colaborado con efectividad y madurez con sus compañeros de centro y con los socios de otros institutos para la consecución de resultados.

Resultados en Melilla:

La plataforma eTwinning es de sobra conocida por los alumnos del IES Leopoldo Queipo, tanto por el número de proyectos en los que el centro ha participado como por los reconocimientos obtenidos en los últimos años. Por ello, los alumnos tuvieron un gran sentimiento de pertenencia desde el principio, que les animó a participar en las actividades. Muchos de los productos que iban realizando en el transcurso del proyecto se recogían en la página web del centro, por ejemplo, el vídeo tipo “Mannequin Challenge” a propósito del Nuevo Año Amazigh o el vídeo sobre la actividad extraescolar de Visita a los Museos de la ciudad.

El protagonismo de los alumnos para dar a conocer el proyecto a la comunidad educativa fue decisivo en la exposición que se realizó en el vestíbulo del centro para celebrar el Día 18 de mayo, Día Internacional de los Museos. Además, su implicación fue muy alta en el resto de fases del proyecto (comunicación, evaluación, difusión en medios de comunicación). En este sentido, cabe citar que una representación de alumnos del proyecto asistió a la grabación en la Cadena Ser de Melilla de un programa radiofónico monográfico sobre los proyectos eTwinning.

Creo que han sido muchos los beneficios que este proyecto ha aportado a mis alumnos, pero señalaré fundamentalmente dos: la mejora de la convivencia y la madurez en la conciencia cultural. Con respecto al primero, hay que resaltar que los trabajos en pequeños grupos y las actividades extraescolares propiciaron un excelente clima de compañerismo. En cuanto al segundo aspecto, este proyecto ha sido una gran ocasión para que los alumnos pudieran explicitar los aspectos culturales que los definen y con los que se sienten identificados.

Estamos muy satisfechos de que, gracias a este y otros proyectos, nuestro centro haya conseguido este año ser eTwinning School, reconocimiento que, junto a los programas Erasmus + que se llevan a cabo actualmente para las familias profesionales que se imparten en el instituto, permiten a nuestros alumnos sentirse más próximos al continente europeo del que estamos separados por unas 100 millas náuticas.

Alumnos de Melilla nos cuentan su experiencia:

“Gracias al proyecto eTwinning, he aprendido muchas cosas. Me ha parecido una experiencia increíble. Lo mejor fue poder comunicarme con alumnos de otros países y poder trabajar con ellos. Sin duda, este tipo de proyectos es genial y te diviertes mucho. Si tuviera la oportunidad, no dudaría volver a participar.” (Romaissa Malouki, 17 años).

“Esta ha sido una de las mejores experiencias en que he podido participar. Gracias a esto, mis compañeros y yo hemos podido saber de la vida y del modo de estudio de compañeros de nuestra edad en otras partes del mundo. Así, gracias al proyecto, nos hemos podido poner en la piel de otros compañeros y saber lo que puede cambiar la educación dependiendo del lugar en el que vivas. Este tipo de proyectos me parece que tienen un gran potencial educativo.” (Mustapha Ouadikh, 17 años).

“Gracias a este proyecto, he vivido una experiencia muy recomendable. He conocido a personas de otros países a los que difícilmente podría haber visitado. Durante el proyecto, mantuvimos conversaciones en español mediante las videoconferencias, elaboramos pequeñas figuras relacionadas con los sentidos que pudimos intercambiar, realizamos trabajos mediante herramientas novedosas. Y, sobre todo, lo más importante, conocimos culturas distintas y dimos a conocer la nuestra” (Daoud Boujraf, 17 años).

Resultados en Barakaldo:

Los alumnos han participado de forma activa en el desarrollo del proyecto y aplicaron conocimientos de Biología y Geología a otras asignaturas (Plástica, Lengua Castellana, Lengua Extranjera-Inglés, Informática, Historia y Música). El grupo de alumnos estuvo muy interesado desde el principio, sobre todo aquellos estudiantes que precisan de un aprendizaje basado en la cinestesia a los que las metodologías tradicionales no les “enganchan” tanto a la asignatura. Con este proyecto, los alumnos se expresaron en Lengua Castellana e Inglés de forma fluida y natural. Teniendo en cuenta que en su caso la asignatura es impartida en euskera, ayuda a la integración de las distintas lenguas que aprenden en su currículo académico. En nuestro centro, hay implementado un Proyecto Lingüístico en el que se da mucha importancia al conocimiento integral e integrado de las lenguas.

Por otro lado, no hay duda de la mejora en el uso de las herramientas TICs empleadas, así como de su psicomotricidad fina en la realización de piezas anatómicas con masa moldeable y las maquetas de esqueletos en cartulina. Tenemos que agradecer al Departamento de Dibujo que nos facilitara el uso de su taller para estas actividades.

Con respecto a la Historia y la Música, el estudio de los museos de la provincia ha facilitado que los alumnos se acerquen más a su cultura y sean capaces de darla a conocer a compañeros de otros centros y países, comparando las diferencias y similitudes con ellos y dándose cuenta que estando geográficamente tan lejos, hay usos y costumbres que nos acercan. Por ejemplo, en Grombalia y Bizkaia hay 2 de las 20 museos dedicados a la Paz en el Mundo. Además, la música y otras artes fueron las protagonistas del Calendario Intercultural, que fue imprimido y repartido por el instituto.

El impacto en el IES Antonio Trueba BHI de Barakaldo ha sido muy elevado. Los alumnos se han sentido orgullosos de pertenecer a una comunidad educativa en la que se pueden integrar conocimientos que normalmente se imparten de forma estanca, han dado a conocer nuestro centro a nivel europeo y por ello han salido en prensa local y han sido felicitados por la Alcaldesa de Barakaldo Amaia del Campo en una acto dentro del Ayuntamiento.

Alumnos de Barakaldo nos cuentan su experiencia:

Hemos tenido que trabajar mucho, pero el tiempo se me pasaba volando en el aula cuando hacíamos las actividades artesanales. Me ha gustado mucho hacer los corazones en masa moldeable, incluso he ayudado a mis compañeros a realizar los suyos y me ha hecho sentir muy bien. Me hizo mucha ilusión mandar y recibir las piezas a los compañeros de otros países” (Asier R., 17 años).

“Me gustó mucho conocer a los compañeros de otros centros por medio de la videoconferencia. Tuvimos un contacto directo y poder hablar con ellos hizo que los sintiera más cerca. Parece mentira que estando a miles de kilómetros de distancia podamos vernos en tiempo real.” (Cristina R., 17 años).

“Los museos virtuales fueron muy divertidos de hacer, sobre todo porque lo hacíamos de forma cooperativa con nuestros compañeros de los grupos mixtos. Aprendí muchas cosas de mi región y sus países sin darme cuenta. Volvería a participar en otro proyecto eTwinning, de hecho estoy en otro este año” (Markel M., 17 años).

 

El enlace directo al TwinSpace del proyecto: https://twinspace.etwinning.net/26748/home

 

Fuente de las imágenes: Elaboración propia

Premios eTwinning 2018

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *