La evaluación en proyectos. ¡Viva la rúbrica!

La evaluación en proyectos. ¡Viva la rúbrica!

Evaluar es importante, lo sabemos todos. Una buena evaluación nos ayuda para saber si hemos logrado nuestros objetivos y en qué puntos podríamos mejorar. De hecho, evaluar es un gran apoyo en el aprendizaje, tanto para el docente como para el alumno. Por lo tanto, al planificar un proyecto también debemos incluir las evaluaciones desde el principio.

Trabajando en proyectos eTwinning solemos trabajar más partes del currículo, ya que las tareas incluyen, aparte de los contenidos de las diferenctes áreas, muchas competencias básicas, habilidades y actitudes. Mientras los contenidos pueden ser evaluados, por ejemplo, con un examen escrito a base de preguntas, para evaluar las CCBB, habilidades y actitudes, habrá que usar otras herramientas de evaluación. Aparte de elegir la herramienta de evaluación más apropiada para lo que quieres evaluar, también hay que tener en cuenta cuándo evaluar. En los proyectos suele haber tareas de larga duración por lo que nos interesa evaluar antes de acabar la tarea, dando la oportunidad de corregir y mejorar lo que se está haciendo hasta ese momento.

En el diseño de proyectos es importante bassarnos en los criterios de evaluación relacionados con nuestro currículo, pues con ellos conseguimos hacerlo operativo y darle vida.

Ahora bien, ¿cómo materializamos los criterios y en general la evaluación en proyectos?

Como hemos empezado a comentar, existen muchas herramientas y metodologías para ello ( formularios, tests, portfolios,..). Sin embargo, una de las que pueden aportar mucho valor y ayudar en el conocimiento común del punto de partida y el fin al que queremos llegar, son las rúbricas.

A continuación queremos plantearos qué es esto de evaluar con rúbricas, cómo hacerlo y el potencial que pueden llegar a tener. Antes de continuar nos podemos preguntar: ¿qué es una rúbrica?

Una rúbrica es un conjunto de criterios y estándares de aprendizaje, relacionados con los objetivos de aprendizaje, que nos sirve para evaluar el nivel de desempeño o consecución de las tareas o proyectos planteados. Es una herramienta de evaluación que permite dar transparencia y simplificar la evaluación.

Para que una rúbrica sea transparente y efectiva, es imprescindible que sea ofrecida al alumnado desde el principio. De esta forma el alumno sabe cómo desenvolverse y se siente guiada durante todo el proceso. Además, ayuda significativamente a la participación y el sentimiento de “justicia” ante estas evaluaciones. Es por ello recomendable ofrecer al alumno la posibilidad de participar en la creación de las rúbricas, asegurándonos así que las comprenden y comparten.

Existen dos tipos de rúbricas: la rúbrica holística y la rúbrica analítica. En el caso de los criterios de calidad de un proyecto eTwinning el tipo de rúbrica que se plantea habitualmente es la holística, esto es, un planteamiento por el que alcanzar una valoración global del proyecto y de lo que queremos conseguir con el grupo al terminar el mismo.

rubrica_innovacion_1

 

rubrica_comunicacion_2

 

rubrica_tic_3

 

rubrica_resultados_4

Rúbrica simplificada para evaluar proyectos eTwinning. Para la rúbrica completa pincha aquí

Disponemos además de las rúbricas analíticas para realizar una evaluación del procedimiento, fases o tareas del proyecto de manera más detallada, consiguiendo así una información concreta y precisa sobre ciertos contenidos y habilidades que queremos que nuestros alumnos alcancen.

Icono_pdf_1Ejemplo rúbrica analítica de una actividad en grupos, construyendo hoteles de cartón a lo largo de varias semanas (del proyecto eTwinning tourists in 5 star hotels)

Existen diferentes tipos de evaluación (según el momento, según el propósito, según el agente..) que debemos tener presentes en el diseño de nuestro proyecto o actividad para poder realizar una valoración realmente enriquecedora y completa. No debemos perder de vista que la evaluación es un proceso que compromete a todos los agentes educativos .Y, por ello, en este caso, os planteamos el uso de las rúbricas como herramienta para implicar a toda la comunidad, desde el inicio y a lo largo de todo el proceso de enseñanza-aprendizaje.

En la coevaluación, (consistente en la evaluación entre pares) gracias a la rúbrica tenemos una serie de criterios definidos por todos, de forma que puedan valorar y recibir el feedback de sus compañeros sabiendo en todo momento qué es lo importante a tener en cuenta y cómo mejorarlo.
En la autoevaluación podrá cada alumno evaluar su propio desempeño, desde el primer momento, durante todo el proceso y hasta el final del mismo.

Por último, pero no menos importante, la heteroevaluación conlleva la evaluación entre distintos niveles, por ejemplo de alumnos a profesores (menos usual) o profesores a alumnos. Especialmente aquí cobra importancia la rúbrica. ¿Qué deben los alumnos (y nosotros mismos) tener en cuenta para evaluar cierta actividad o proyecto? Lo que podemos recibir de esta evaluación de alumnos a profesores (muchas veces olvidada) nos ayuda, además de conocer las dificultades de nuestros alumnos y cómo mejorar el planteamiento de las misma, a mantener la satisfacción y motivación de nuestros estudiantes.

Icono_pdf_1Ejemplo de una rúbrica para co- y autoevaluar el trabajo en equipo construyendo un hotel de cartón a lo largo de varias semanas (proyecto eTwinning tourists in 5 star hotels).

Por poner en contexto práctico el uso de las rúbricas para estas evaluaciones, se puede plantear que tras una actividad, el alumno pueda autoevaluar su propia actividad, evaluar la tarea de un compañero/as (coevaluación) y evaluar la actividad en sí diseñada por el profesor (heteroevaluación). Practicando los tres tipos de evaluación (no necesariamente todos en la misma actividad) el alumnado aprenderá que el error es una oportunidad para aprender en vez de que sea una prueba de haber fallado.

Como hemos visto, en este tipo de evaluaciones, las rúbricas pueden aportar mucha información sobre cómo va el trabajo y los resultados alcanzados para poder realizar un seguimiento de todo el proceso.

Existen bancos de rúbricas abiertos para su utilización y modificación, como los siguientes, que os pueden ayudar a empezar a usarlas:

No queremos finalizar sin decir que, además de las rúbricas, existen otras formas de evaluar y que, siempre que se complementen, pueden enriquecer mucho nuestro trabajo. Se trata pues de diseñar previamente de manera muy clara qué queremos conseguir y utilizar todas las herramientas de evaluación que disponemos para ello.

arbol_peq_2_evl2015

Esperamos que este artículo os haya servido para entender un poco mejor qué es y para qué sirven las rúbricas. Os animamos a que probéis la rúbrica y descubráis por vosotros mismos todas las posibilidades que nos ofrece. ¡Manos a la rúbrica!

Fuente de las imágenes: Openphoto: anarebolledok

 

 

Gomendioak
Reglamento de protección de datos (información básica)

En cumplimiento de la normativa de protección de datos personales, le informamos de que sus datos serán incorporados al tratamiento denominado “eTwinning participación”, cuya finalidad es la participación en el proyecto de colaboración europeo eTwinning.

Puede usted ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión (“derecho al olvido”), limitación de tratamiento y portabilidad y a no ser objeto de decisiones individuales automatizadas que sean de aplicación de acuerdo a la base jurídica del tratamiento. Podrá hacerlo en la sede electrónica del ministerio (http://www.educacionyfp.gob.es/servicios-al-ciudadano-mecd/catalogo/educacion/varios/proteccion-datos.html), presencialmente en las oficinas de registro o por correo postal.

Al rellenar y enviar este formulario usted concede su consentimiento inequívoco para el almacenamiento de sus datos en nuestros ficheros tal y como se especifica en nuestras normas de privacidad.

4 comments

  1. Cesar Herrero says:

    Estimado Jorge:

    Nos alegra confirmar que esta información es de utilidad e interés para los docentes; es nuestro objetivo.

    Muchas gracias.

    Servicio Nacional de Apoyo eTwinning.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *