¡Química hasta en la sopa!

¡Química hasta en la sopa!

Os presentamos el proyecto Química hasta en la sopa, ganador en los premios europeos 2016 en la categoría de Lengua Española, que patrocina el MECD. Un buen ejemplo en la etapa de Enseñanza Secundaria de trabajo en colaboración en el que se combina ciencia y cocina. Los alumnos, en agrupaciones internacionales intercambian recetas de la gastronomía nacional y  relatan y filman experiencias personales en la realización de estos platos. El aspecto más original del proyecto es que en este intercambio también adjuntan un problema de química relacionado con la receta. De esta forma los socios deben resolver el enigma científico aplicando principios de la ciencia a los platos. Finalmente comparten resultados en un libro digital común. Las socias fundadoras del proyecto  Ángela Lupo (Liceo Linguístico Isabella D’Este, Tivoli, Italia) y Carmen Hernández (Lycée Chrestien de Troyes, Troyes, Francia) nos cuentan cómo gestaron la idea de proyecto y el impacto en cada centro escolar.

Nuestra idea con el proyecto “Química hasta en la sopa”, era que nuestros alumnos desarrollaran diversas competencias dentro del marco de un proyecto europeo interdisciplinario y colaborativo. Para ello teníamos como meta la elaboración de un libro de video recetas con comentarios, fotos y sobre todo con la explicación del algunos fenómenos físicos y químicos que se producen al realizar las recetas.

Así pues, los principales objetivos que nos propusimos y que alcanzamos con dos clases de 4º, una italiana y otra francesa, fueron los siguientes:

  • Desarrollo de competencias lingüísticas tales como por ejemplo comprender las instrucciones dadas para realizar una tarea específica y también describir y explicar oralmente un procedimiento relativamente complejo.
  • Desarrollo de algunas competencias científicas a partir de un cuestionamiento simple y relacionado con una actividad cotidiana como la cocina.
  • Desarrollo de la capacidad de trabajo en autonomía y en equipo.
  • Una mayor destreza en el uso de las TIC gracias a los vídeos que realizaron, a las aplicaciones usadas para presentarse, así como al trabajo de interacción en la plataforma e-twinning , y a todo tipo de búsquedas en internet.

recetario proyecto química hasta en la sopa 

El proyecto, que duró tres meses, se desarrolló de manera general, conforme a lo que habíamos previsto. Nos parece que fue un gran acierto formar grupos de trabajo: parejas nacionales y luego grupos binacionales pues sin esto no hubiera sido posible lograr un trabajo colaborativo en interacción. Para muchos alumnos era la primera vez que trabajaban en equipo en un proyecto largo. Con todo, por lo general los chicos respetaron los plazos que les dimos en cada etapa del proyecto. Trabajamos con buen ritmo salvo en ciertos momentos en que se ralentizó todo  debido a los diferentes calendarios escolares.

 Otro acierto fue realizar una gran parte del trabajo en casa de los chicos, en la cocina, y por ende contar así con la implicación indirecta de los padres. Fue una manera de acercarnos a ellos también.

En cuanto a las TIC,  no fue difícil  el uso las aplicaciones sobre todo en el liceo italiano ya que por ser una clase de experimentación IPad ya las conocían. En Francia, a pesar de  algunas dificultades técnicas que tuvimos en la sala de informática, logramos terminar a tiempo.

Sin lugar a dudas el proyecto fue muy bien aceptado desde el principio por los chicos. La idea de mandar recetas y preguntas científicas en forma de video a chicos de otro país les encantó. Además les pareció muy divertido grabarse en la cocina. El entusiasmo se mantuvo intacto a la hora de recibir las video recetas de los socios, pues había que volver a la cocina y, de manera lúdica, también a la reflexión científica. Pudieron así acercarse a otra manera de vivir la cocina y la alimentación y  se dieron cuenta de que los fenómenos físicos y químicos no son algo lejano y abstracto sino que están presentes en nuestra vida cotidiana.

imagen de receta proyecto química hasta en la sopa

 Es de valorar también que todo el material que aparece en el libro de video recetas: vídeos, recetas escritas, fotos, comentarios, preguntas y repuestas científicas fue realizado por los alumnos. Además de la clara implicación de los chicos,  el proyecto contó con la implicación coordinada de las profesoras de español, las profesoras de ciencias y las auxiliares de conversación.

 La revista con sus recetas, preguntas de física y química, sus vídeos, está ahora a disposición de nuestros respectivos centros y de otros profesores para llevar a cabo actividades pedagógicas relacionadas tanto con el aprendizaje del español (léxico de la cocina, estructuras gramaticales, comprensión oral, comprensión escrita) como con el aprendizaje de las ciencias.

 El  premio europeo eTwinning categoría ‘Lengua Española’  ha supuesto una gran satisfacción por el empeño tanto nuestro como de los alumnos.

alumnos disfrazados de cocineros

Gracias a esta experiencia bien lograda, nosotras, las profesoras, hemos también mejorado nuestras competencias tecnológicas y didácticas. Hemos aprendido a llevar a cabo un nuevo tipo de proyecto que nos abre otras perspectivas de innovación pedagógica en las que seguimos y seguiremos generando nuevos proyectos para nuestros alumnos.

Opinión de los alumnos:

“El trabajo que hicimos con eTwinnig fue complejo de verdad. El producto final es un libro con vídeos y recetas pero el desarrollo fue más complicado: elegimos las parejas y después italianos y franceses trabajamos juntos, buscando momentos en común para llegar a un acuerdo, elegimos recetas, grabamos el vídeo con la receta, vimos el de los franceses y cocinamos. Todo en tiempos fijos.
Aprendimos el léxico técnico de las recetas y los proverbios con los alimentos. Además aprendimos cómo hacer y explicar una receta.
¡Fue complejo y complicado, pero fue divertido y educativo!” ( Rebecca )

“El proyecto fue muy laborioso pero nos divertimos también mucho cocinando recetas italianas y francesas. Aprendimos cosas sobre la cocina francesa y también  palabras nuevas así que nuestro español mejoró. Ha sido de verdad un buen trabajo sobre todo para nuestro aprendizaje” ( Alice )

Coordinadoras del proyecto en español: Angela Lupo (Italia), Carmen Hernández (Francia)

 Coordinadoras del proyecto en ciencias: Rosa Gómez (Francia), Francesca Salvemini (Italia)

Centros: Lycée Chrestien de Troyes, Troyes, Francia y Liceo Linguistico Isabella D’Este, Tivoli, Italia

Fuente imagen cabecera: School vector designed by Freepik

Puedes compartir este contenido...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Premios eTwinning 2016

2 comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *