eTwinning y las comunidades de aprendizaje

eTwinning y las comunidades de aprendizaje

Aquest article encara no està disponible en l’idioma sol·licitat . Disculpin les molèsties. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Los centros escolares disponen de autonomía para elaborar, aprobar y ejecutar proyectos educativos que muestren la pedagogía y organización propias de cada uno de ellos. Estos proyectos de transformación favorecen el trabajo en equipo del profesorado y la investigación a partir de su propia práctica docente incluyendo propuestas pedagógicas, experimentaciones curriculares, planes de trabajo u otras formas de organización adaptadas a las características del alumnado y su contexto. Los centros educativos que los desarrollan se convierten entonces en comunidades de aprendizaje (CdA) que pretenden conseguir progresivamente transformar la realidad socioeducativa de los centros educativos y de su entorno, implicando en el proceso de enseñanza-aprendizaje, tanto al personal de dichos centros como a los diferentes sectores asociados: familias, asociaciones y voluntariado.

Distintas investigaciones en el ámbito de la educación consideran que la participación de los diferentes sectores de la comunidad educativa – alumnado, familias y sociedad – es un elemento cualitativamente muy relevante en la mejora del rendimiento académico del alumnado. En la comunidad de Castilla y León, estas actuaciones a nivel de centro se recogen dentro de proyectos de autonomía que los centros, tanto de primaria como de secundaria, pueden implantar previa solicitud y autorización por parte de las direcciones provinciales de educación. Dichos proyectos abarcan, por una parte, la autonomía pedagógica y curricular y, por otra, la autonomía de organización. Los centros pueden, por tanto, diseñar e implantar métodos pedagógicos y estrategias didácticas referidas especialmente al desarrollo de las competencias del alumnado, al mismo tiempo que reorganizan espacios y recursos, hacen agrupamientos flexibles que atiendan la diversidad del alumnado e, incluso, establecen modelos organizativos propios.

El CEIP Martín Chico de Segovia, organizado a través de comisiones mixtas, la asamblea de padres y la asamblea de alumnos, canaliza las propuestas educativas y promueve la participación activa de todos los agentes implicados en la toma de decisiones y la organización de actividades del centro. Esta colaboración promueve una continua reflexión sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje, al mismo tiempo que favorece la innovación a través de la investigación de nuevas formas de trabajo, tales como el aprendizaje por proyectos, el trabajo cooperativo o la integración de proyectos colaborativos internacionales eTwinning en las programaciones del centro.

En otras comunidades como Andalucía, estos proyectos de transformación social y educativa se conocen como Comunidades de Aprendizaje (CdA), y se apoyan en dos factores clave para el aprendizaje en la sociedad actual: las interacciones y la participación de la comunidad.

Un buen ejemplo de cómo se materializa ese cambio hacia el aprendizaje integrado es el CEIP Encarnación Ruiz Porras de Marinaleda (Sevilla), donde consideran que el sueño es el motor de arranque, la motivación que nos lleva a transformar nuestra realidad. Allí, toda la comunidad educativa participa en la votación de unos sueños que se convierten en retos y propuestas de mejora a conseguir a corto o largo plazo.

Cada uno de los ladrillos que forman esta fachada se convierte en un sueño y en un reto. Los diferentes colores son los grupos en los que se dividen los sueños, como pueden ser: Infraestructura, aspectos organizativos o pedagógicos, etc.)

Los centros escolares que crean estas CdA toman por tanto identidad propia, adaptada a su alumnado y pueden encontrar en eTwinning una línea de trabajo que aúne los elementos anteriormente expuestos. ETwinning ofrece esa integración curricular del trabajo por competencias que facilita el aprendizaje a la vez que aumenta la motivación del alumnado, sin olvidar el desarrollo profesional que ofrece a los docentes implicados.

Los proyectos eTwinning se pueden desarrollar en todas las etapas educativas, abarcando distintas áreas de conocimiento de manera transversal y colaborativa. Si bien en la etapa de infantil el trabajo es más dirigido, la participación en estos proyectos despierta gran curiosidad en los más pequeños, fomentando una motivación hacia el aprendizaje de otras realidades fuera de su entorno más cercano y favoreciendo la comunicación inicial tanto en su lengua materna como en la extranjera.

Aunque pueda asustar, la iniciación en este tipo de proyectos, en infantil y los primeros cursos de primaria, es bastante sencilla de llevar a cabo. Actividades artísticas o multidisciplinares suponen una forma sencilla de atraer y motivar a los más pequeños, como demuestra el proyecto Winter around the world llevado a cabo en el CEIP Martín Chico (Segovia). Un proyecto eTwinning multidisciplinar que trabaja los estados del agua en colaboración con las áreas de plástica y música, combinando contenidos de ciencias con el fomento de la lectura, la realización de dibujos, el uso de canciones y poemas para la mejora de la expresión oral o una sencilla integración de dispositivos móviles (tablets) y de robótica educativa (Beebot).

                        Winter in Colours (CEIP Martín Chico – Segovia)

Pensemos en una escuela rural con pocos recursos económicos y escasas expectativas hacia la educación del alumnado por parte de sus familias. El CEIP Encarnación Ruiz Porras de Marinaleda (Sevilla), partiendo de esa realidad, es una buena muestra de cómo escuchar a la comunidad y aprovechar el entorno para transformar la manera de enseñar, planteando experiencias de aprendizaje centradas en el trabajo cooperativo y el trabajo por proyectos. Buena muestra de ello son los proyectos eTwinning que se han desarrollado a lo largo de los últimos años y que, en algunos casos, se han convertido en proyectos Erasmus+, como ocurrió con el proyecto An emotion for a solution.

El éxito de esta CdA es la participación, directa o indirecta, de toda la comunidad escolar -alumnado, profesorado, familias, ayuntamiento, asociaciones locales e incluso voluntariado- así como el respaldo del claustro y el consejo escolar a cada uno de los proyectos desarrollados. Actuaciones de éxito como los grupos interactivos, donde familias y voluntarios participan activamente dentro del aula, se convierten en una dinámica de trabajo habitual que permite una sinergia entre colegio y realidad del entorno sin precedentes para el centro.

Ejemplo de colaboración directa de las familias y profesorado en los grupos interactivos dentro del aula.

Las CdA, por lo tanto, surgen para dar respuesta a situaciones concretas, como es el caso de los centros rurales donde el alumnado carece de la socialización y las oportunidades culturales disponibles en otras áreas. Poder participar en un proyecto eTwinning supone para este alumnado una ventana abierta a una nueva realidad a la que no tienen acceso de manera presencial. El IES Ribera de Duero de Roa (Burgos) desarrolla proyectos eTwinning con su alumnado, procedente de distintos núcleos rurales dispersos por la zona, algunos con desconocimiento del idioma y en riesgo de abandono escolar. Este alumnado, con una baja motivación hacia el estudio y unas evidentes carencias socioeducativas, responde de manera positiva a la integración de estos proyectos en la metodología de clase.

Alumnos de PMARE y FP Básica trabajan muy bien a la hora de desarrollar este tipo de proyectos. ETwinning les ofrece la oportunidad de realizar un aprendizaje autónomo digital, estableciendo su propio ritmo de aprendizaje a partir de las premisas de su profesorado. Las herramientas web y aplicaciones de escritorio utilizadas en el desarrollo de los proyectos potencian su creatividad y favorecen su desarrollo educativo, al ver compensadas sus desigualdades con el uso de distintos recursos digitales con los que se encuentran familiarizados. Además de conocer cómo se trabaja en otros centros en Europa y entablar amistad con sus iguales, los proyectos eTwinning les ofrecen la posibilidad de engrandecer el lugar en el que viven, haciendo referencias a su población natal o de residencia en algunas de las actividades del proyecto. Mostrar el entorno rural en el que se desenvuelven, recordar su historia y la importancia de los mismos, ensalza el ámbito rural y a sus residentes. Say YES to recycling, proyecto en el que participó el IES Ribera del Duero, contaba mayoritariamente con centros procedentes de entornos rurales como socios. Un hecho que permitió establecer lazos más estrechos entre los participantes y compartir la importancia del reciclaje en todos ellos.

                 Proyecto Say YES to recycling del IES Ribera del Duero

Todos los centros que trabajan con proyectos eTwinning coinciden en que el aprendizaje traspasa los límites físicos de los centros educativos, fomentando aprendizajes vitales y una cultura de cooperación y colaboración entre los participantes. Contar con el respaldo de la comunidad educativa no hace sino engrandecer el proyecto, ampliar su proyección educativa y social, así como dotar de identidad al centro que lo desarrolla.

Las Comunidades de Aprendizaje creen que una educación diferente es posible, que las condiciones sociales, económicas o demográficas de los centros educativos, lejos de limitar el proceso de enseñanza-aprendizaje ofrecen nuevas oportunidades culturales y educativas. Las experiencias e iniciativas llevadas a cabo por estos centros a través de sus proyectos son reconocidas por su gran valor educativo y el esfuerzo de todos los participantes que hacen posible la transformación de una realidad adversa en un proceso educativo para la vida. 

“ETwinning y las comunidades de aprendizaje” escrito por Cristina M. Díaz Pato (CFIE Salamanca, Salamanca), Isabel Farias Sancho (CEIP Martín Chico, Segovia), José Luis García de Diego (IES Ribera de Duero, Roa, Burgos) y Salvador Páez Rodríguez (CEIP Encarnación Ruiz Porras, Marinaleda, Sevilla) para SNA eTwinning bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-Compartir Igual 4.0 Licencia Internacional.

 

Comparte esta noticiaTweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Reglamento de protección de datos (información básica)

En cumplimiento de la normativa de protección de datos personales, le informamos de que sus datos serán incorporados al tratamiento denominado “eTwinning participación”, cuya finalidad es la participación en el proyecto de colaboración europeo eTwinning.

Puede usted ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión (“derecho al olvido”), limitación de tratamiento y portabilidad y a no ser objeto de decisiones individuales automatizadas que sean de aplicación de acuerdo a la base jurídica del tratamiento. Podrá hacerlo en la sede electrónica del ministerio (http://www.educacionyfp.gob.es/servicios-al-ciudadano-mecd/catalogo/educacion/varios/proteccion-datos.html), presencialmente en las oficinas de registro o por correo postal.

Al rellenar y enviar este formulario usted concede su consentimiento inequívoco para el almacenamiento de sus datos en nuestros ficheros tal y como se especifica en nuestras normas de privacidad.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *