La competencia digital docente en eTwinning

La competencia digital docente en eTwinning

Elementu hau ez dago eskuragarri eskatutako hizkuntzan. Sentitzen dut . For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Desde que la alerta sanitaria provocara el cierre imprevisto de los centros educativos, la enseñanza digital parece tener un papel central en el combate contra este nuevo enemigo social, al que ya todos conocemos, el coronavirus. Hemos visto cómo durante el confinamiento, lo virtual emergió como única opción. La pandemia nos cogió a todos a contrapié, fue una situación inesperada en la que hubo que tomar decisiones rápidas e improvisadas. Nadie en el sistema educativo estaba preparado para algo así. ¿O sí?

En su mayoría, los docentes nunca se habían encontrado con este reto de tener que dar clase online o de trabajar con su alumnado de manera telemática.  Además, lo que en principio parecía un periodo circunstancial se fue alargando en el tiempo y a día de hoy todavía seguimos con la incertidumbre de lo que nos espera.

Afortunadamente, existían centros educativos, donde el profesorado y el alumnado ya iban un paso por delante en este reto, “los eTwinners”, quienes no han dejado de reinventarse desde hace años. ETwinning ha sido pionera, desde 2005, en la aplicación del DigCompEdu framework (The European Framework for the Digital Competence of Educators). En el caso de España, aunque está en revisión, actualmente se articula en el Marco de Competencia Digital Docente, que tiene las siguientes áreas:

  • La información y las alfabetización informacional
  • La comunicación y la colaboración
  • La creación de contenidos digitales
  • El código de seguridad eSafety
  • La resolución de problemas

Es ahora cuando enfatizamos el aporte innegable que ha supuesto la incorporación de la competencia digital en el ámbito educativo; la utilización de recursos como plataformas educativas o aulas virtuales complementa ampliamente la labor docente, y claro ejemplo de ello lo encontramos en la plataforma eTwinning, donde el profesorado puede desarrollar proyectos colaborativos y motivadores con su alumnado en un espacio que propicia metodologías más activas, mejorando además no solo la competencia digital del docente, sino también del alumnado, que, aunque parten con un conocimiento intuitivo de las tecnologías digitales, están muy desorientados cuando se trata de trabajar de forma autónoma en plataformas educativas en línea. Y, por todo ello, eTwinning es un lugar ideal para enseñar y reflexionar sobre cómo relacionarnos con las nuevas tecnologías.

Muchos docentes se preguntan ¿y ahora qué? 

Tenemos una oportunidad para pensar qué escuela necesitamos en estos nuevos tiempos en los que nos encontramos. Ahora, más que nunca, es importante reforzar el sistema educativo a través de recursos digitales y plataformas colaborativas que den un impulso al profesorado y lo ayuden a adaptarse a escenarios alternativos, y, de esa manera, seremos capaces de dar respuestas adecuadas a los retos derivados de la actual situación. 

En eTwinning encontramos un potencial importante de innovación y de recursos. Ejemplo de ello es el elevado número de proyectos ya realizados, de una calidad innovadora y educativa excepcional.

Proyectos como Let’s Experience and learn (Premio Nacional eTwinning 2019) realizado por maestras y alumnado de la etapa de infantil, quienes, a edades tempranas y en colaboración con ocho países europeos, se adentran en la metodología STEAM (Science, Technology, Engineering, Art and Mathematics). Los docentes implicaron a su alumnado en la creación de documentos y videos y fomentaron la participación en el Twinspace a través de foros y comentarios a los trabajos expuestos. Los niños y niñas se familiarizaron con el manejo de las herramientas digitales varias y el uso de las TIC.

Otro ejemplo es el proyecto Esafety first (Premio Nacional eTwinning 2020), formado por cuatro centros educativos de educación secundaria de España, Italia, Polonia y Hungría, con el fin de colaborar estrechamente y reflexionar sobre el lado oscuro de las nuevas tecnologías, el uso excesivo del móvil, los riesgos de las redes sociales y otros riesgos asociados a la comunicación digital. En este proyecto se han planteado retos para detectar problemas, ganar confianza, adquirir buenos hábitos de uso, y llegar a ser usuarios digitales más responsables. Retos y análisis que han provocado un impacto muy positivo en sus institutos. Gracias al profesorado implicado en eTwinning que inició el proyecto, el alumnado pudo contactar, planificar sus actuaciones y, en equipos internacionales, elaborar un excelente material digital digno de ser utilizado e imitado en otros centros educativos. Videos, infografías, juegos de Kahoot, presentaciones, etc., son el resultado digital visible de la promoción de la seguridad online, objetivo último del proyecto. Este es el Twinspace del proyecto: https://twinspace.etwinning.net/77453/home y en esta página podéis encontrar una presentación: https://view.genial.ly/6043a100b965e10d64c6fffb/presentation-esafety-first-teenagers-and-the-dark-side-of-internetide.

Encontramos en el Twinspace (lugar de trabajo de los socios de proyecto, en el que planifican y desarrollan las actividades) muchos más proyectos que abarcan todas las etapas educativas. Son un modelo de innovación pedagógica y creatividad; de colaboración, interacción y comunicación a nivel internacional; de uso de la tecnología; y de resultados, impacto y documentación. Este espacio de trabajo, además, se expande y se multiplica a través de otros canales digitales como correos electrónicos, aplicaciones de mensajería, blogs, sitios web del centro, canales multimedia…, de esta forma los proyectos abrazan, no solo al alumnado participante y colegas integrantes del equipo, sino también a otros docentes del mismo o diferentes centros educativos, así como a las familias.

La capacidad de respuesta en la situación de crisis vivida ha sido admirable. Momentos críticos como este incentivan el progreso y si somos capaces de aprovechar la digitalización y la innovación, saldremos de aquí en positivo y habiendo saltado un escalón. Todos podemos adaptarnos a estos cambios. Para ello, es necesaria una formación de calidad, confiar en el talento de nuestro alumnado, ilusión por renovarse y una cultura de trabajo colaborativo. Todo ello se puede conseguir a través de eTwinning, donde el alumnado trabaja de manera virtual y se comunica y colabora con el profesorado y con otros alumnos a nivel europeo. Esto no solo es positivo por la continuidad en la formación y el desarrollo académico del alumnado, sino que resulta motivador y de un valor en sociabilidad incalculable. La mente del alumnado se abre y conoce personas de otros países y culturas con los que aprende, respeta y establece relaciones. Y eso les lleva a un uso y conocimiento digital óptimo, a través de eTwinning y de otras herramientas digitales que pueden ser incrustadas en él, siendo el Twinspace el lugar donde se comparten enlaces educativos.

Nuestro compromiso educativo nos pide actualizar nuestra competencia docente por medio de la realización de cursos de las administraciones educativas, de MOOC, NOOC, webinar, eventos, etc.; cumplir un código de seguridad que proporcione al alumnado un entorno seguro; crear herramientas digitales orientadas a fortalecer a nuestro alumnado, a provocar una retroalimentación en nuestro alumnado y a usarlas como instrumento de evaluación. Ese tipo de formación mencionada previamente puede ser realizada en eTwinning de varias formas. Por un lado, en la pestaña “Eventos” se pueden encontrar actividades de formación en línea, de duración breve (entre 30 minutos y hora y media generalmente). Hay multitud de ellos, como por ejemplo “Covid-19 and digital media literacy”, “Covid19 and distance learning”, “We’re learning how to code” y otras muchas. Es importante fijarse en la fecha y el horario, así como si son presenciales o en línea. También es crucial mirar el idioma en el que se desarrollará. Mires cuando mires, hay cientos de eventos para poder formarse y de temáticas variadas. Por otro lado, dentro de eTwinning, en la pestaña “Desarrollo profesional” hay formaciones online que duran dos semanas (denominadas Learning Events), generalmente en inglés, y seminarios en línea (denominados eTwinning online Seminars) que duran de una a dos horas, habitualmente en inglés, y podemos encontrar títulos como “Distance learning: effective classroom management”, “Online tools to enhance collaboration” o “Pedagogical tools of online tools in Language Teaching” entre otras. Este tipo de formación se organizan desde el Servicio Central de Bruselas, por lo que están muy estructurados y son completamente fiables y de calidad. Eso sí, son más esporádicos y no resulta tan sencillo que haya alguno cuando nos ponemos a buscar.

Otra forma de desarrollarnos y mejorar nuestras competencias digitales puede ser a través de la página de School Education Gateway, donde hay webinars (puedes acceder al listado en este enlace: https://www.schooleducationgateway.eu/en/pub/teacher_academy/webinars.htm), o a través de sus cursos, además de encontrar publicaciones y materiales de enseñanza. Todo ello suele ser en inglés y completamente gratuito.

Otra página que nos facilita formación es European Schoolnet Academy (https://www.europeanschoolnetacademy.eu/), en la cual se ofertan cursos de manera gratuita en lengua inglésa.

Y por último, el INTEF oferta dos veces al año cursos tutorizados en línea (gratuitos para docentes en activo) de temática variada, casi todos ellos en castellano y con una duración aproximada de tres meses. Además, en su página web se puede acceder en abierto a ediciones anteriores de cursos o a cursos de formación más breve, como son los MOOC y NOOC.

La tecnología es un medio, no un fin, y por ello, debemos adaptarla a las necesidades de nuestros niños y niñas, llevarles de la mano hacia la autonomía y responder a sus distintas problemáticas. Durante el confinamiento fue lamentable la brecha digital en los estudiantes más desfavorecidos, quienes, desgraciadamente, quedaron descolgados del sistema educativo porque no tenían dispositivos adecuados, ni conexión a internet; e incluso había familias con un único teléfono móvil en el hogar. Los docentes, a su vez, utilizaron lo que tenían en sus casas y se reorganizaron de un día para otro.

Hasta ahora nos habíamos encontrado en un estado cómodo y sin demasiada actitud hacia la modificación de estrategias dirigidas a la innovación. A los docentes y los centros eTwinning, no les ha supuesto gran esfuerzo continuar innovando a distancia. La internacionalización de la educación, el uso de la tecnología, el aprendizaje de otras lenguas, el trabajo basado en proyectos, el reparto de roles y tareas, etc., ha sido una constante en su modus operandi durante mucho tiempo.

Hoy, nuestra sociedad pasa por una terrible experiencia, impactando con ello en los modos tradicionales de observar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Más que nunca se hace evidente la necesidad de una fuerte inversión, por parte de las administraciones públicas, en  un plan digital que dé respuesta a los retos tecnológicos educativos de nuestra sociedad actual.

La forma en cómo retomemos el aprendizaje que esto nos deje, será también una cuestión de actitud, la actitud que encontramos entre los docentes que han apostado por desarrollar la competencia digital.

Por último, si eres docente y quieres saber en el nivel que te encuentras en cuanto a tu competencia digital, aquí puedes ver el Marco Común de Competencia Digital Docente y sus cinco áreas con sus respectivos apartados. La dirección para descargarlo en pdf es: https://aprende.intef.es/sites/default/files/2018-05/2017_1020_Marco-Com%C3%BAn-de-Competencia-Digital-Docente.pdf

Y si estás en un centro educativo y os atrevéis a valorar vuestra competencia digital a una mayor escala, la herramienta SELFIE os puede servir de gran ayuda para saber en el punto en el que os encontráis y hacia dónde podéis avanzar. Puedes acceder a información importante e interesante en este enlace: https://ec.europa.eu/education/schools-go-digital_es

“La competencia digital docente” escrito por Sonsoles Salazar Otero (CEIP José María del Campo, Andalucía), Carmen Moreno Liso (CEIP San Pedro Crisólogo, Andalucía) y Diego Armando Arévalo Aylagas (CRA Altos Cidacos, La Rioja) para SNA eTwinning bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-Compartir Igual 4.0 Licencia Internacional.

Comparte esta noticiaTweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Uncategorized
Reglamento de protección de datos (información básica)

En cumplimiento de la normativa de protección de datos personales, le informamos de que sus datos serán incorporados al tratamiento denominado “eTwinning participación”, cuya finalidad es la participación en el proyecto de colaboración europeo eTwinning.

Puede usted ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión (“derecho al olvido”), limitación de tratamiento y portabilidad y a no ser objeto de decisiones individuales automatizadas que sean de aplicación de acuerdo a la base jurídica del tratamiento. Podrá hacerlo en la sede electrónica del ministerio (http://www.educacionyfp.gob.es/servicios-al-ciudadano-mecd/catalogo/educacion/varios/proteccion-datos.html), presencialmente en las oficinas de registro o por correo postal.

Al rellenar y enviar este formulario usted concede su consentimiento inequívoco para el almacenamiento de sus datos en nuestros ficheros tal y como se especifica en nuestras normas de privacidad.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *