Premio Nacional eTwinning 2017 “International Communicative Twins”

Premio Nacional eTwinning 2017 “International Communicative Twins”

El proyecto “International Communicative Twins” del docente Juan Alberto Galván del CC Colegio Montpellier de Madrid, ha sido ganador del Premio Nacional eTwinning 2017, en la categoría de edad 12-16 años.

Juan Alberto Galván Sombrero nos cuenta su experiencia en el proyecto International Communicative Twins.

Foto de grupoEl proyecto “International Communicative Twins” (en adelante, ICT) fue ideado a partir del MOOC INTEF “eTwinning en abierto” que realicé allá por el año 2015. Se trataba de mi primer proyecto eTwinning y se inició con la intención de aunar todas las sugerencias aportadas en el curso. Como consecuencia de ello surgió ICT. El nombre escogido mostraba claramente la intención del proyecto. ICT parte de un juego de palabras pues se corresponden con las siglas en inglés que hacen referencia a las TIC, adelantando el uso intenso que se iba a hacer de las mismas. Por otro lado, su nombre al completo hace referencia al hecho de que se iba a potenciar la comunicación entre alumnos. Con la idea de desarrollarlo, restaba una parte esencial para que llegara a buen término: encontrar un socio. La gran suerte que tuve fue que pude encontrar ese socio ideal en Róisín Ni Dhonncha, profesora de español en el colegio Le Chéile Secondary School, que impulsa una educación sin libros basada en los iPads que todos sus estudiantes disponen. Junto con ella y, por supuesto, con la inestimable ilusión y esfuerzo de los alumnos, fue posible llevar a cabo en su totalidad el proyecto tal y como fue diseñado en su origen.  Supuso un trabajo interdisciplinar intenso pues nos llevó todo un curso académico para sacarlo adelante pero, sin duda, mereció la pena.

Los objetivos principales del proyecto y el balance final de los mismos fueron los siguientes:

  • Practicar y mejorar el inglés a través de las cuatro destrezas (speaking, listening, writing, reading) a través de actividades divertidas y motivadoras.

Al estar el proyecto integrado dentro del currículo de nuestras respectivas asignaturas (Inglés y Español), quisimos dar importancia a las cuatro destrezas que vertebran el aprendizaje de un idioma. A través de las presentaciones y de las videoconferencias conseguimos que nuestros estudiantes mejoraran en la fluidez oral, perdiendo el miedo a hablar en una segunda lengua. El hecho de que fueran sus amigos twins, de su misma edad, los que les escucharan y valoraran sus presentaciones era un incentivo especial para hacer un esfuerzo en hacerse entender. También tuvieron oportunidad de expresarse oralmente en la grabación que realizaron en el Taller de Radio en la que tuvieron que responder a preguntas hechas por sus compañeros de 1º ESO. A ello hay que añadir la interacción tanto entre ellos como con el profesor durante la preparación del proyecto, que se realizó en la segunda lengua. La expresión oral fue muy bien valorada tanto por ellos como por sus familias en las encuestas finales del proyecto.

En cuanto a la comprensión oral (listening), tuvieron oportunidad de mejorarla gracias a las videoconferencias y a los videotutoriales que realizaron en su lengua materna. De igual modo que la expresión, fue necesario hacer una buena comprensión en la segunda lengua durante sus conversaciones con sus compañeros para llevar a buen término las tareas.

En lo que se refiere a su expresión escrita, el intercambio de mensajes con sus twins motivó que el entorno fuera motivador y divertido, casi sin darse cuenta estaban creando textos en la segunda lengua. Se les insistió mucho en que lo que escribieran en las presentaciones no fuera complejo, fácil de entender y con sus propias palabras.

Por último, la búsqueda de información para hacer sus presentaciones sobre la ciudad twin, recetas, festivales, etc. garantizó una buena dosis de comprensión lectora. Los documentos Issuu, que estaban escritos en ambos idiomas, les ayudó en esta destreza.

  • Crear una visión abierta, positiva y enriquecedora de las relaciones con estudiantes de otro país materializándose en actitudes de valoración y respeto hacia otra lengua y cultura y hacia otras personas cuyos usos, valores y creencias difieren de los propios. Conocer los lugares históricos o culturalmente más relevantes de las ciudades de ambos colegios (Dublín y Madrid) y sus alrededores. Adquirir una competencia intercultural integrada en el aprendizaje de la lengua extranjera.

Irish DancingEste aspecto fue el más enriquecedor del proyecto. Para muchos de mis alumnos Irlanda era un país del que sabían más bien poco. El comenzar el proyecto con la actividad “My Twin City” les ayudó a localizar y situar Dublín, lugar de origen de sus twins irlandeses. A partir de ahí todo fue un descubrimiento: lugares más característicos de Dublín, comidas y festividades tradicionales y, quizás la actividad más valorada por los alumnos (si nos atenemos a las encuestas), el fútbol gaélico y el baile celta. A ellos mismos les sorprendía el que desde la asignatura de inglés, a la que tradicionalmente asociaban con el ámbito meramente lingüístico, ahondaran en aspectos culturales de Irlanda. Esto les llevó a pisar por primera vez la cocina del colegio… ¡e incluso cocinar allí!, a tener numerosos ensayos con profesoras de baile (y finalmente bailar una danza irlandesa) y a pensar por un día que estaban en “la isla esmeralda” jugando en un campo de fútbol de hierba un partido de fútbol gaélico. Estoy convencido que cuando pasen unos años se les habrá olvidado de esta etapa escolar muchas cosas pero recordarán con intensidad tantos momentos asociados con la cultura irlandesa.

 Aprender y mejorar en el manejo de las TIC a través de diversas herramientas digitales.

Desde el principio fue nuestra intención basar en las TIC las actividades que realizaran nuestros alumnos. El hecho de que todos nuestros alumnos dispusieran de un ordenador personal (un iPad los irlandeses y un netbook los españoles) facilitó enormemente el proceso. El uso de tecnología ha sido continuo (acceso al Twinspace, grabación de vídeos, cuestionarios Kahoot, mensajes, encuestas…). Todas las tareas las pudieron hacer en su aula. Actividades como trabajar una búsqueda del tesoro de su ciudad twin (Dublín / Madrid) a través de Google Maps o el cuestionario Kahoot, en el que cada uno competía con su propio ordenador, han resultado altamente motivadoras para nuestros estudiantes.

Videoconferencia Kahoot 3

Para las presentaciones pedí a mis alumnos que se utilizaran diferentes herramientas digitales que antes desconocían y que van más allá de un mero Powerpoint. Algunas de estas herramientas, que ellos libremente fueron escogiendo, son: Prezi, Powtoon, Moovly, Genially. Dichas herramientas eran totalmente novedosas para ellos y les sirvió para poder realizar presentaciones más dinámicas.

 En cualquier caso, independientemente de los objetivos alcanzados, uno de los mayores logros del proyecto fue el que todos los que intervinieron lo hicieron plenamente disfrutándolo y con ganas de continuar a pesar de las dificultades que fueron surgiendo: cuadrar horarios para las videoconferencias con el colegio irlandés, sacar más horas para el mismo en otras materias que no eran la del Inglés como Música y Educación Física (incluso fuera del horario lectivo para cocinar en la cocina del centro), entrenar duramente para que los bailes o los deportes salieran bien, repetir una y otra vez los videotutoriales con el fin de que fueran más claros para la comprensión de sus twins… El esfuerzo y entusiasmo por parte de todos fue más que evidente. Esto quedó reflejado en los resultados tangibles (vídeos, mensajes, project journal, revistas, audios de radio…) así como en las encuestas finales que realizaron tanto los alumnos como sus familias. Siempre tendré presente mi agradecimiento a cada uno de estos chicos y chicas que se esforzaron para que ICT llegara a buen término, independientemente de los premios que haya conseguido. Su alta motivación, aprendizaje y esfuerzo supusieron el verdadero premio para todos los que lo preparamos. Pero nada hubiera sido posible sin mi socia Róisín Ni Dhonncha. Todo un orgullo y privilegio el poder compartir ICT con esta trabajadora incansable e impresionante docente. Las horas que empleamos planificando mensajeándonos o hablando por Skype durante el curso fueron innumerables. ICT nos llevó un esfuerzo enorme pero todo tuvo su recompensa con los resultados que fuimos obteniendo Mil gracias, Róisín.  Quiero ampliar mi agradecimiento a los docentes o personas que de alguna forma están relacionadas con nuestro colegio y que participaron directamente en el proyecto y que dieron tanto cariño a los alumnos: Ana, Miguel, Mamen y Víctor. Otros muchos compañeros cedieron sus horas lectivas y las familias participaron activamente con sus encuestas. No puedo olvidar el impulso y apoyo que dio el Equipo Directivo a nuestro primer proyecto eTwinning en el Montpellier. Este es parte del gran logro de ICT, el proyecto fue compartido y apoyado por muchas personas de nuestra gran comunidad educativa. ICT ha abierto camino en el Montpellier y a partir del mismo se han abierto otros proyectos eTwinning en nuestro centro.

Termino dando la palabra a aquellos que directamente participaron en ICT y que han querido aportar sus impresiones sobre el mismo:

 Róisín Ni Dhonncha (socia del proyecto, profesora de español de Le Chéile Secondary School)

 “Beatha teanga í a labhairt” – La vida de un idioma es hablarlo…

Para mí, no se puede subestimar la gran verdad que encierra este viejo dicho irlandés y, teniendo en cuenta esto, fue un placer el aceptar la propuesta de Juan Alberto Galván Sombrero allá por junio del 2015 para unir fuerzas e iniciar un proyecto eTwinning. El proyecto se llevaría a cabo entre su colegio en Madrid, Colegio Montpellier, y mi colegio en Dublín, Le Chéile secondary school.

Inicialmente me uní a la comunidad eTwinning para encontrar un colegio socio en España con el que mis alumnos pudieran comunicarse a través de Skype o por correo electrónico. Fui muy afortunada de encontrar a Juan, que estaba lleno de ideas interesantes y tenía la energía para sacarlas adelante.

ICT encajaba perfectamente con la programación curricular que tenía prevista realizar con mis alumnos: el pueblo, los pasatiempos y la comida.

Mis alumnos sin duda practicaron las cuatro destrezas de forma habitual, principalmente cuando hicieron las presentaciones en español sobre cada tema. Me encantó cómo Juan y yo conseguimos que nuestros estudiantes se comunicaran con sus twins y presentaran todos los temas en el idioma que están aprendiendo, esto es, en el Colegio Montpellier en inglés y en el Le Chéile en español.

No obstante, fuimos lo suficientemente flexibles para reconocer que puntualmente es más efectivo enseñar en la lengua materna y este fue el caso cuando los alumnos tuvieron que hacer videotutoriales sobre el deporte y el baile para sus twins. Sin embargo, practicaron la escritura en la segunda lengua cuando crearon los subtítulos para acompañar al vídeo. Un logro en especial fue el que los alumnos trataran de escuchar las instrucciones en español de sus twins sobre cómo llevar a cabo el flamenco y el juego del pañuelo, sin fijarse en los subtítulos.

Antes de iniciar el proyecto, muchos de los alumnos tenían un conocimiento teórico de España. A ellos les gustaba oír cosas de España y Latinoamérica pero los países estaban asociados a una tierra mágica y muy lejana. Para otros, España era un lugar donde ellos iban de vacaciones con sus familias. Pero era la España para los turistas, el enclave turístico donde el inglés es el idioma hablado y donde se sirven comidas típicamente irlandesas o inglesas. Este proyecto abrió los ojos de muchos de mis alumnos. Disfrutaron muchísimo la experiencia de aprendizaje de información sobre Madrid o España. Les encantó cocinar comida española y algo que disfrutaron especialmente fue descubrir festividades españolas, en concreto las Fallas.

Ellos sabían detalles de Semana Santa y San Fermín pero buscar información sobre los mismos con el fin de “enseñar” a los españoles les dio conciencia que no tenían antes. Comenzaron a preguntarse sobre la ética del toreo o de los encierros en una ciudad al norte de España.

Dado que en Le Chéile secondary school es un colegio en el que se trabaja solo con ipads, no tenemos libros, los alumnos estaban ya hechos a la tecnología y a las aplicaciones más actuales. Sin embargo, algunos de ellos necesitaron práctica con herramientas básicas como Microsoft Word y Powerpoint. También usaron Prezi por primera vez y lo disfrutaron mucho.

Después de la primera e-actividad, “My Twin City”, cambiamos a la actividad “Food and Festivals”. Decidí que iba a hacer una clase para cada festividad y les di ideas para sus presentaciones y esto hizo que en esta segunda actividad fueran más creativos e interactivos que en la primera.

En conclusión, este proyecto fue, en mi opinión, un enorme logro, no solo por parte de Juan y mío, sino por parte de los alumnos. Nada de esto hubiera sido posible sin el entusiasmo y la dedicación de los alumnos de Le Chéile secondary school y del Colegio Montpellier. Los alumnos estuvieron en todo momento enganchados al proyecto y dieron horas de su tiempo libre para investigar recetas, preparar presentaciones, aprender bailes y deporte, sin mencionar cocinar platos españoles… ¡con los que pudieron dar de comer a su profesora Ms. Ní Dhonncha!

Este proyecto ha sido una experiencia muy positiva para mí y el único reto fue el manejo del tiempo. En la ajetreada vida de un profesor, es muy difícil acompasar todos los aspectos de la vida escolar con el cumplimiento de un proyecto así. Pero supongo que esta es la naturaleza de la bestia. Si pudiera cambiar algo, sería tener 36 horas en mi día, ¡pero tendré que conformarme con 24!

Juan fue, en todo momento, comprensivo y paciente y es un motivo de orgullo para su colegio. ¡Ha sido un extraordinario socio de trabajo y me siento muy afortunada de haber dado con él!

 Ana Montejo (profesora de danza)

 ¡Qué gran aventura!…

Qué forma tan enriquecedora de acercar, a través de la danza, a jóvenes que, aunque crecen lejos, han estado tan cerca compartiendo su cultura, sus raíces…

Tener la posibilidad de acompañarles, tenderles una mano, sentir que las distancias se acortaban entre ellos y la danza, como folklore, como sentimiento, les mostraba un camino que no tiene fronteras, se ha convertido en una experiencia personal que, sin duda alguna, agradeceré y recordaré siempre.

 Víctor Ventura (cocinero)

Aunque mi participación en el proyecto fue muy breve (tan sólo unas horas guiando a los alumnos en la realización de las recetas de cocina que habían elegido), decir que para mí fue muy gratificante, sobre todo al ver las ganas, ilusión y alegría que transmitían los chavales.

 DSCN2252

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mamen Tejedor (profesora de danza)

 Mi experiencia en el proyecto ICT ha sido muy positiva por varios aspectos. En primer lugar por la motivación que se notaba en todos los alumnos; era notable su entusiasmo y sus ganas de comunicarse sin miedo a expresarse en inglés, incluso hablando de temas que no son habituales para ellos. Además acercarse a otra cultura y conocer diferentes aspectos de ella es una forma diferente a la habitual de aprender, fuera de los libros de texto.

Esta experiencia les ha permitido también profundizar en diferentes aspectos de la cultura española, en mi caso del flamenco; a algunos les ha dado la oportunidad de acercarse por primera vez y para otros conocerlo más a fondo. Les ha obligado a superarse, a exponerse ante las cámaras bailando y hablando.

Por todos estos aspectos estoy convencida que la experiencia ha sido muy enriquecedora para todos.

 Miguel Valle (profesor de Educación Física)

Trabajar en este proyecto como docente colaborador mí fue para muy significativo, pero sobre todo para nuestros alumnos, ver cómo eran capaces de interactuar,  relacionarse, convivir, participar y colaborar para la consecución de un objetivo en común, un trabajo, una propuesta, un proyecto que iba ser exportado fuera del país siendo capaces de demostrar sus habilidades, destrezas y competencias en la elaboración, preparación y ejecución de un juego o actividad muy tradicional, antiguo,  agradable y motivante para todas las edades y etapas educativas.

            Transmitir unos valores y actitudes a través de esta actividad que se puede practicar tanto en clases, en el patio, en el parque, etc., juegos y actividades lúdicas y deportivas, tareas motrices que están dentro del plan y el currículo escolar y que ha servido para compartirlo con otros estudiantes de la comunidad europea y de habla inglesa, ya no solo para el aprendizaje del mismo, sino para la puesta en marcha de la actividad tanto en el idioma inglés como el español. Era muy importante para todos nosotros ya que este juego tan antiguo como la vida misma. “El pañuelo”, actividad de colaboración y oposición donde comparten un espacio en común, basado en acciones, carreras y movimientos de  reacción, velocidad, agilidad y toma de decisión.

            Los mismo ocurrió cuando tuvimos que practicar el fútbol Gaélico, un deporte típico de ellos, de los Irlandeses y que necesitamos aprender sus normas, sus reglas, sus aspectos técnicos y tácticos para poder ponerlo en práctica, la verdad fue una experiencia increíble aprender de otros y con otros diferentes deportes o actividades lúdico deportivas que se puedan y trasmitir entre países de un continente y que estén relacionados a las competencias y capacidades que necesitan adquirir los alumnos durante su etapa educativa.

Gaelic football 1

 

 

 

 

 

 

 

Otro aspecto importante en este proyecto fue la interdisciplinariedad que quedó demostrada entre el departamento de idiomas y educación física, la colaboración permanente entre ambas especialidades, el profesor de inglés y mi persona, la colaboración de los alumnos y compromiso constante por parte de ellos, fortaleció aspectos transversales que son parte fundamental en la formación y educación de nuestros alumnos.

            Al principio fue un desafío, los alumno no entendían la magnitud del intercambio cultural, social, educativo y deportivo que representaba la actividad, pero poco a poco y al pasar de las sesiones fueron poniendo de su parte, fueron dedicando minutos, horas, días y semanas a que la práctica del juego/actividad lúdica para que  fuera convirtiéndose en algo real, significativo, valioso e importante para sus vidas.

            El realizarlo con el idioma español no fue para nada un problema, la desafío estuvo cuando empezaron a practicarlo y presentarlo en inglés delante de las cámaras, ahí realmente nuestros alumnos tuvieron que empeñarse, concentrase y hacer un esfuerzo mayor para que además de la actividad, del juego, de ponerse frente a una cámara y hacer un pequeño comentario sobre su persona, sobre el ejercicio y sobre lo que significaba para ellos, tanto el pañuelo como el fútbol gaélico,  no se equivocaran y trasmitieran lo que cada uno quería compartir y decir,  fue realmente asombroso verles enfrentarse a esa situación, solventarlo de la mejor manera, poner en práctica esa competencia lingüística, de aprender a aprender, de superación, para la consecución de las metas que nos propusimos.

            Tanto así que les ha permitido a los chicos ganar el premio al intercambio cultural y desarrollo de esta competencia a nivel nacional e internacional, yo me siento muy satisfecho y orgulloso de haber aportado mi granito de arena en la consecución de este hermoso premio y reconocimiento, pero nada de esto hubiera sido posible sin el gran esfuerzo y trabajo de los chicos y chicas del grupo clase y por supuesto sin el trabajo, entrega, compromiso y enorme labor humana, docente y educativa, sin dejar de lado la  lingüística (el fuerte del proyecto), de nuestro estimado y fantástico profesional y educador; Juan Alberto.

            Simplemente despedirme con un gracias y espero que sigan llegando más logros, éxitos, premios y reconocimientos para este destacado profesor, para esos magníficos alumnos y por supuesto para este gran colegio Montpellier.

 María García (alumna)

El año pasado fuimos afortunados. Haber podido vivir esta experiencia me satisface porque me doy cuenta de la oportunidad que hemos tenido. Ha sido un trabajo duro, a veces agobiante ya que, al fin y al cabo, es un trabajo cooperativo del colegio y surgían algunos imprevistos, pero sobretodo ha sido divertido y diferente. Todavía me acuerdo la ilusión que me hizo saber que íbamos a trabajar estudiantes de Irlanda.

Sin duda alguna la mejor parte del trabajo fue la última, poder bailar y disfrutar como lo hicimos no tiene descripción. Hablo desde el punto de vista de la danza ya que no participé en la parte del deporte, pero sé que también fue genial. Tuvimos ayuda de dos profesoras de baile y el resultado fue magnifico. He de admitir que el baile español que preparamos era un poco difícil, pero supieron afrontarlo.

En el resto de actividades también realizamos interesantes investigaciones. Pudimos conocer los monumentos y lugares más emblemáticos de Dublín y posteriormente conocer sus celebraciones más llamativas y algunas poco conocidas.

Tengo que agradecer a los dos profesores encargados de este proyecto, habernos permitido disfrutar como lo hicimos.

 Víctor Martínez (alumno)

En este proyecto hemos hecho muchas actividades, pero hay dos que me gustaría destacar:

Cuando cocinamos comida típica irlandesa, en la que el colegio nos dejó la cocina y el chef nos ayudó para poder realizar las recetas mejor, haciendo que esta actividad fuera más entretenida y educativa.

Y cuando les enseñamos a jugar al pañuelo y nosotros aprendimos a jugar al fútbol gaélico. En esta actividad nos lo pasamos muy bien porque aprendimos un deporte que no conocíamos y, enseñamos un juego típico de España a personas de otros países que no lo conocían.

Este proyecto se lo recomiendo a todo el mundo porque aprendes cosas sobre otras culturas y enseñas tu cultura a personas que están interesadas en aprenderla. Ha sido una experiencia muy buena porque aprendes un idioma de la mejor forma, divirtiéndote.

 

 

Fuente imágenes: elaboración propia.

Premios eTwinning 2017 Proyectos Proyectos destacados
Reglamento de protección de datos (información básica)

En cumplimiento de la normativa de protección de datos personales, le informamos de que sus datos serán incorporados al tratamiento denominado “eTwinning participación”, cuya finalidad es la participación en el proyecto de colaboración europeo eTwinning.

Puede usted ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión (“derecho al olvido”), limitación de tratamiento y portabilidad y a no ser objeto de decisiones individuales automatizadas que sean de aplicación de acuerdo a la base jurídica del tratamiento. Podrá hacerlo en la sede electrónica del ministerio (http://www.educacionyfp.gob.es/servicios-al-ciudadano-mecd/catalogo/educacion/varios/proteccion-datos.html), presencialmente en las oficinas de registro o por correo postal.

Al rellenar y enviar este formulario usted concede su consentimiento inequívoco para el almacenamiento de sus datos en nuestros ficheros tal y como se especifica en nuestras normas de privacidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *